Lista Artículos Lista Editoriales Enlaces Juegos en Línea Noticias Tienda J por Amazon(com)
J de Juegos.com
PC
AYUDA   |   BUSCAR x CLAVE   |   
Buscar con GOOGLE >>>
 
Escríbenos! Galardones. Juegos Recientes.
Preguntas Frecuentes - Galerías - Códigos - Descargas - Enlaces - TOP 10
| Acción | | Aventura | | Carreras | | Deportes | | Estrategia | | Juegos de Rol | | Simuladores |
 
X2: The Threat
| PreEstreno | | Demo | | Portada | | Códigos | | Estrategias | | Historia | | Noticias | | Recursos |
<< ANTERIOR
 
Construir y comerciar son elementos importantes de la lógica simulación del juego, además de maneras alternativas de obtener dinero sin explícitamente andar llevando carga de un lado a otro. Sobre esto en el demo sólo recibimos la idea general no llegamos a explorar las posibilidades como se debe. El proceso de lidiar con las estaciones no difiere mucho de otros juegos: contactarlas para pedir permiso de entrada, ingresar y establecer comunicación para intercambio de productos. El proceso de docking (estacionar la nave) es excelente, hay que maniobrar muy bien a menos que activemos el piloto automático que puede tardar horas en colocarse en posición; si contamos con la docking computer el proceso es más rápido pero menos interesante, claro que a la larga la cosa se vuelve repetitiva. La necesidad de encontrar una zona de parqueo dentro la estación también ofrece una sensación única.

En casi todo momento el sistema gráficos se ve impecable --aunque al parecer depende el hardware que uno tenga, y si bien el detalle de naves y estructuras es alto no ofrecen ningún indicio de contar con un sistema de modelado de daño, animaciones muy sofisticadas o un cambio de apariencia real cuando instalamos nuevos componentes o armamento. El ambiente del espacio está bien presentado y con suficiente variedad. Lamentablemente la sensación de velocidad no es muy perceptible ni siquiera con las naves más rápidas o utilizando su aceleración de tiempo SETA. Está misma falta de show visual ocurre durante los combates cuya pirotécnia y ambientación deja bastante que desear.

El sistema de audio es directamente pobre; sus viajes espaciales son de lo más silenciosos, y el combate carece de repercusiones auditivas atractivas --su aprovechamiento de EAX tampoco es muy evidente. Las melodías de fondo que aparecen en ciertos momentos ayudan a darle un toque Odisea 2001 que llega a ser bueno. La Inteligencia Artificial durante los combates contra cazas demuestra que no pusieron mucho esfuerzo en el asunto. Todos esos choques y golpes frontales no son porque piloteamos mal sino porque las naves del enemigo tienen una manía con atacar de frente y no esquivar. Además las naves de los aliados tienen una tendencia a desaparecer muy rápido de la pantalla lo cual nos deja en serios apuros, rápido. Apuntar, y sobretodo lograr impactar en el enemigo, es otra historia y los misiles parecieran salir desde un lugar secreto del espacio que está más allá de nuestra nave.

La última opción jugable del demo es el Test Universe, una porción reducida de lo presente en la versión final, que además carece de la alternativa de guardar y recuperar nuestro avance si algo pasa. Esta última característica impide que exploremos más y con más ganas, aparte que no es posible construir bases y por ende ver como funciona parte del componente simulación, ya que con las naves y equipo que podemos comprar combatir es una opción poco viable o divertida. Para ir de un sistema a otro están las Gates espaciales, momento en el cual ocurre una carga de nivel, la cual es totalmente notoria, no como en otros juegos donde la transición apenas es perceptible. Otra manera de obtener créditos es realizando misiones de transporte de personal, búsqueda/captura, u otros presentes en los boletínes de cada estación.

Debido a que es viable comprar naves, también es posible realizar transbordos utilizando un traje espacial (lo que además sirve para tomar control de naves abandonadas o cuyo tripulante cedió a nuestras exigencias de salir o perecer). Éste proceso sólo es recomendable hacer en el interior de estaciones que lo permitan o en espacio abierto seguro. Toda nave de nuestra propiedad tiene una serie de ordenes que puede cumplir, desde realizar trayectos mercantiles provechosos, hasta servir de escolta. En teoría todo sería con piloto automático ya que no existe una opción, o sistema, que permita contratar pilotos y asignarlos a cada nave, hubiera sido una interesante adición a la lógica de simulación para así ir mejorando la IA de las naves al contratar mejores pilotos. El proceso de encontrar buenos productos para vender, y a donde es mejor llevar tampoco parece ser tarea sencilla.

El veredicto final al que se puede llegar mediante el demo es que se trata de un juego interesante, con varios puntos a favor y otras tantas ideas buenas. Lo lamentable es que está repleto de faltas y omisiones al momento de definir detalles, lograr ambiente y presentar verdadera originalidad. No es un mal juego, pero tampoco es todo lo bueno que hubiera podido ser. Para llegar a apreciar las cualidades positivas es necesario saber obviar los inconvenientes, tener mucha paciencia, y gustar de la mezcla de jugabilidades realizada por los desarrolladores. Si bien es cierto que cuenta con características de un juego de combate espacial, simulación de conquista galáctica, simulación dinámica de un sistema económico y un universo de jugabilidad pseudo-emergente; también lo es que la unión de las partes y estas por si solas están llenas de caprichos a los que no todos podrán hacer la vista gorda.

En resumen. Único e interesante a su manera, pero no para todos.

<< ANTERIOR ( - de - ) SIGUIENTE >>
Todos los gráficos y otros afines al juego pertenecen a EgoSoft y Enlight Sofware.
Sobre J de Juegos | Información Copyright | Contacto [ 10/Marzo/2004 ]