Lista de Claves/Códigos de TrampaEnlaces de TODOS los Juegos.Lista de las 'Descargas' de los Juegos.
 
| Acción | Enter the Matrix 
| PreEstreno | | Demo | | Portada | | Códigos | | Estrategias | | Historia | | Noticias | | Recursos |
1 2 3 4 5 6 7 8 9 X
Gráficos 7|10
Jugabilidad 6|10
Diversidad 7|10
Sencillez 8|10
Multiusuario n/a
IA 6|10
Innovación 6|10
Ficha Técnica
Productor
Shiny Entertainment
Distribuidor
Atari
Clasificación ESRB
Teen
15/Mayo/2003
PC Recomendada
CPU PIV
RAM 512MB
T. Vídeo 3D
VRAM 64MB
Disco Duro 3,19GB
CD Drive 52x
Otro Mon. 17"
Demo n/a
< COMENTA > < VOTA >
x Webmaster

Armado por 'J de Juegos'.El 2003 ha sido un año donde ambiciosos y muy esperados juegos han sucumbido ante la avaricia exagerada de sus productores, y a veces desarrolladores. Avaricia en el sentido de querer vender más, al mayor número posible de personas y extendiendo al máximo su mercado; lo que --en muchos casos-- implico simplificarlos al límite para que todo el que pueda los compre, quitarles toda su profundidad para que el más casual de los jugadores pueda dedicarle un par de horas sin preocuparse de verdadera historia o jugabilidad. Esto en casi todos los casos estuvo directamente relacionado con "consolizar" al juego para su presentación simultánea, o a corto plazo, en consolas de última generación como la xBox o la PlayStation 2. Enter the Matrix es prueba final de que está tendencia no es nada buena y esperemos que no se repita en el futuro.

Por todo lo dicho y ofertado en las descripciones del juego, sus características, algunos gráficos, el sistema de combate cuerpo a cuerpo y cosas por el estilo, la imagen personal que tenía del juego ciertamente resulto siendo otra --diametralmente opuesta-- de aquella en verdad ofertada por Atari. La jugabilidad general de ETM, aunque posee un par de momentos en los que las acciones del personaje se ven interesantes no deja de tener una particularidad que se repite a lo largo de todo el juego, es muy consolero, y en el mal sentido. El resultado final de combinar acción, con conducción de autos, combate en autos y lucha cuerpo a cuerpo es propio de los juegos Arcade de antaño, o de las primeras epocas de las consolas. El caso es que se torna repetitivo rápido, es poco interesante, y a momentos aburrido porque hay que agarrarle la combinación de movimientos y acciones exacta para eliminar algún enemigo más poderoso de lo normal.

Al parecer la idea original detrás del concepto de jugabilidad utilizado es lograr que el jugador sienta lo mismo que siente al estar en la película; una combinación de varios estilos de acción mezclados de manera casi impecable. El problema es que un juego tiene que ser interactivo. Además la regla general de hoy en día es otorgar al usuario la mayor libertad posible al momento de decidir que hacer o como llevar acabo una determinada acción, algo que no sucede en Enter the Matrix precisamente por su naturaleza líneal, su guión de película más que de vídeojuego. La presencia --y en muchos casos repentina aparición-- de escenas generadas por el engine sólo confirman esa sensación de que no estamos jugando, sino sólo llevando a un personaje a través de pasos preestablecidos. Puede que no falte quien guste de éste estilo de juego, pero personalmente no me convence para nada.

Se suponía que el sistema gráfico sería muy moderno, sofisticado, novedoso, atractivo y original, ¿la verdad? Pues acaba siendo muy simple, poco sofisticado y carente de puntos que en verdad valgan destacar. Un par de efectos y animaciones se verán bien pero no es para nada lo que esperaba, menos aún de un engine que requiere como mínimo una tarjeta ATI Radeon 8500 (GeForce 3). Sus texturas y ambientes son muy vacíos, acajonados, irreales, no logran destacarse para nada, menos ofrecer la sensación de que estamos en el mundo de lo real, según el contexto de la serie The Matrix. Los movimientos y peleas utilizando la habilidad focus llegan a verse interesantes un par de veces pero no tardan en perder su atractivo. El audio ofrecido no es para nada destacable, aunque en teoría con una Audigy 2 se podría llegar a escuchar mejores efectos de eco y reverberación, que la verdad sea dicha no agregarían nada al ya visualmente neutro ambiente.

Las misiones no dejan de tener variedad pero casi siempre es la misma idea: correr, buscar, obtener información, proteger a alguien, evitar a los guardias, eliminar a los oponentes y evitar enfrentar a los Agentes, punto. Muy líneal, poco interesante, poco especial y no captura para nada la sensación de estar dentro de La Matriz. Situaciones como tener que escapar en auto disparando a la Arcade década de los 70 siglo XX, no ayuda. Ni que decir enfrentar enemigos jefe cuya actividad es cíclica como en los juegos de acción más antiguos. Por ejemplo: pasa el helicóptero y hay que dispararle, nos deja enemigos que hay que eliminar, luego vuelve ha pasar, si no lo eliminamos habrá que ver venir otra oleada de oponentes y tratar de sobrevivir para disparar de nuevo al helicóptero. Más que nuevo y original este estilo de juego parece nostálgico.

Lo único remotamente interesante es el sistema de combate, aquel estilo propio de las películas denominado wire fu, y la posibilidad de realizar movimientos súper-humanos gracias a la habilidad focus. Lamentablemente ambos tienen esa naturaleza simplista, y poco controlable, consolera, donde todo se reduce a presionar botones y esperar que pase lo que uno quiere. No se ve mal pero tampoco es tan especial, su uso está restringido a momentos clave pauteados por el diseño de los diferentes escenarios, y utilizarlos o no carece de repercusiones en el más de las situaciones que debemos enfrentar, donde lo mejor es contar con buenas armas y mucha munición, y/o cubrirse adecuadamente. El uso de armas de fuego es directo y sencillo, arma que se queda sin munición es dejada, y podemos recoger las del enemigo; para apuntar es con autotarget así que no hay que esforzarse demasiado, siempre y cuando no estemos disparando al otro lado.

Aunque algunas animaciones están bien e interesantes, y un par de los efectos bullet time (esa cámara lenta propia de la serie) se ven impecables, también hay muchos otros de dudosa naturaleza. Por ejemplo, resulta que durante el movimiento normal de nuestro personaje (Ghost o Niobe) es perceptible una mala decisión de diseño porque avanza, corre en realidad, como si estuviera clavado a un palo invisible que le guía y pareciera alzarlo sobre el piso, lo cual quita mucho del realismo y se ve jocoso. La fluidez y naturalidad de movimiento que se ve en otros juegos en tercera persona brilla por su ausencia. Que el conteo de polígonos sea bajo tampoco ayuda. Las carreras de auto tampoco se ven y/o sienten muy reales --tal vez en consola se vean/sientan mejor.

Ahora bien, todo el juego quiere ser complemento de la segunda película en la saga por lo que existen varias escenas de filme que fueron obviamente editadas fuera de The Matrix: Reloaded, y que para no botarlas se convirtieron en parte del juego; el punto es que al final llegan a ser irrelevantes. Que estén o no, no importa. Otro aspecto sumamente consolero es el sistema de guardado y recuperación; el primero sólo es posible en puntos clave a lo largo del desarrollo del juego, lo cual implica volver a jugar --sin desearlo-- muchas partes, lo que acaba rápido más aburrido que entretenido. Cargar por otro lado está restringido a cuando nos han eliminado. Obviamente que si andamos con cuidado no tenemos porque morir innecesariamente ya que los puntos de salud se regeneran al igual que los de focus. Pero aún así, hay un par de escenarios que son bastante complicados hasta que descubrimos la indiscutible receta para pasarlos, y la misma nada tiene que ver con la habilidad de uno.

Aquí vale la pena analizar cuanta culpa la tiene el desarrollador, cuanta los hermanos Wachowski y cuanta Atari, la distribuidora. En estos momentos todos ya sabemos que las dos últimas películas son menos de lo que muchos esperabamos, la tercera prácticamente me pareció decepcionante. Un mundo de fantasía más sucumbe ante los anhelos de paz interior de sus creadores. Lamentable. Aparte que tal y como lo dejan podríamos decir que todo está como antes, sin cambios, tan estable o inestable como al principio --situación que tal vez haya sido forzada para el contexto de The Matrix Online. Tremenda vuelta para retornar a lo mismo. En fin. El caso es que esperaba mucho más de Shiny con su curriculum lleno de juegos innovadores y jugabilidad interesante si bien no universal, pero no es éste el caso en Enter the Matrix, ¿por qué?

El proyecto de crear el juego, y las dos secuelas, seguro son posteriores al éxito de la primera película, que dicho sea de paso es la única que en verdad vale la pena, efectos y escenarios insólitos aparte. Esto quiere decir que tras elegir quien desarrollaría el juego y las características necesarias, a la empresa desarrolladora no le debió quedar mucho más de un año, o año y medio para realizarlo. Lo que es peor tenía que salir para PC, xBox y PlayStation 2 al mismo tiempo, es decir, la jugabilidad tenía que ser suficientemente simple como para no requerir de grandes cambios de interfaz y controles entre las tres plataformas; idem el desarrollo de niveles y misiones; idem el sistema de salvar/cargar; idem el sistema gráfico y la tecnología subyacente. Es una opinión personal de que Shiny no quedo muy satisfecho con el resultado, ni estaban de acuerdo con todas las restricciones impuestas, pero bueno, de seguro ahora tienen capital como para hacer juegos según su verdadero estilo: novedoso, interesante y muy jugable.

En resumen. Si lamentablemente no sucumbieron ya a la euforia del momento éste juego no vale la pena por si sólo, lo poco, mínimo, interesante que tiene se pierde entre su falta de personalidad y características destacables. Sólo recomendado para los muy fanáticos de The Matrix, o quienes siente algo de nostalgia con aquellos juegos Arcade/Consola propios de la década de 1970.

( - de - ) SIGUIENTE >>
Todos los gráficos y otros afines al juego pertenecen a Shiny Entertainment y Atari.
Sobre J de Juegos | Información Copyright | Contacto [ 30/Marzo/2004 ]