Ideame, Financiamiento Colectivo Iberoamericano

Ideame, Financiamiento Colectivo Iberoamericano


  • opinión
  • un vistazo
  • crowdfunding
  • financiamiento colectivo

Fecha

30/04/2012

Autor

Webmaster


Uno de los grandes problemas con tener ideas es que no siempre hay manera de volverlas algo tangible, de demostrar que se vende, que es algo comercial, que es algo interesante, que es algo útil. Cuantas ideas y conceptos geniales habrá que jamás lograron pasar de esa etapa. En el más de los casos la limitante fue el dinero requerido para invertir tiempo y esfuerzo en llevar lo que está en papel o mente a algo más palpable. Por suerte, hoy, tenemos más opciones y, recientemente, a la lista se añade IdeaMe.

Ideame es en concepto el equivalente al cada vez más conocido y nombrado Kickstarter pero con un enfoque al mercado creativo latinoamericano (en su más ámplia interpretación porque ya incluye a USA y Brazil). De hecho se lo puede considerar para aquellos de habla hispana en general sin tener que andar agrupándolos en zonas geográficas específicas. Claro que parte de la idea es apoyar a quienes no tienen a la mano otros sistemas de financiamiento más asequibles.

Al igual que Kickstarter se trata de un proceso de financiamiento informal que tiene más afinidad con un esquema de inversión --anónimo-- que con uno de donaciones o caridad. El termino mejor asociado a este particular sistema es Financiamiento Colectivo (Cowdfunding, uno de los tantos derivados del Crowdsourcing en general). Por un lado el que participa lo hace para que un proyecto se haga realidad y por el otro espera que se llegue a un resultado, con la alternativa de incluso ser un partícipe más directo, y/o activo, a través de las Recompenzas.

Si bien el nombre de la iniciativa/entidad, Ideame, es menos fácil de asociar con su función que aquel de corte más internacional, el concepto base es el mismo. Se trata de proveer de capital de arranque, para dar el impulso necesario para iniciar un proceso de auto capitalización. Es inevitable que no todo proyecto llegue al punto en que es autosostenible pero se espera que la mayoría si, al fin de cuentas se trata de apoyar los proyectos que más nos gustan pero también aquellos que tienen más posibilidades de terminar con buenos resultados tanto para el emprendedor como los inversores; al menos esa es la teoría.

Por lo que se puede apreciar muchos de los proyectos en Ideame tienen cierto corte personal, todavía se quiere más recaudar fondos para compartir un sueño, o realizarlo, que buscar apoyo para algún emprendimiento. Muchos suenan, y son, por una buena causa pero lamentablemente carecen de ese factor de continuidad que se espera --o, en toco caso, debería esperar-- al ser partícipe. A corto plazo se tiene que promover la noción de que se trata de dar las herramientas, la oportunidad, de aprender a pezcar y no sólo dar comida por esta vez.

Viendo la lista de proyectos, y si tienen o no éxito, y el monto de capital que logran reunir, se puede suponer que intuitivamente la gente se aleja de aquello que suena demasiado a algo "personal". No hay que confundir demasiado entre "proyecto personal" e "iniciativa personal". Lo primero refiere a algo que al final sólo interesa al involucrado directo (o los, si se da el caso). En el caso de lo segundo el resultado puede afectar la vida de otros, incluyendo al involucrado (o los).

La gran novedad con toda idea basada en Crowdsourcing, y en este caso el financiamiento colectivo, es que se trata de un sistema basado en la distribución, por un lado, y en las posibilidades económicas de cada uno, por el otro. Es decir, hay mucha gente participando, lo que permite repartir el costo entre varios, y cada cual participa según lo que tenga o que tanto le guste determinado proyecto y/o recompenza que ofrece.

Lo interesante y prometedor del caso es que no falta la participación de empresas que pueden entrar en escena a modo de auspiciadores, al igual que individuos, o entidades, que desean tener un papel más importante al volverse casi productores en aquellos proyectos donde la configuración de sus recompenzas lo permite.

En este momento Ideame tiene de todo. Desde cantantes y grupos que desean sacar a la luz su primer disco a escritores que desean ver su obra impresa. Desde proyectos de ayuda local y/o comunitaria a iniciativas educativas de corte lúdico (como Tagori) de potencial gran alcance. Desde filmar documentales a sacar películas completas. Desde productos originales a otros que no lo son tanto. Pasando por iniciativas ecológicas, fotográficas y obras de teatro.

Al igual que la diversidad de proyectos que se puede encontrar tenemos los montos que piden y/o la cantidad que logran recaudar. Desde un par de centenas de dólares americanos llegando a por encima de los diez mil. Con el promedio rondando los mil a dos mil dólares americanos. Considerando que la iniciativa es todavía bastante jóven se les puede augurar un buen futuro.


Teclado EZ-Reach 2030 por TypeMatrix.

©Copyright 2011. Todos los derechos reservados.